Los Animales de Servicio en el Lugar de Trabajo

    1. ¿Qué es un “animal de servicio”?

    Un “animal de servicio” brinda apoyo a un individuo con alguna discapacidad, permitiéndole un acceso más pleno en su comunidad y lugar de trabajo.

    Un animal de servicio puede brindar apoyo a un individuo con una discapacidad al desempeñar ciertas tareas. Algunos ejemplos de los usos de los animales de servicio incluyen los siguientes:

    • Para individuos con impedimentos de la movilidad, los animales de servicio pueden ser entrenados para jalar sillas de ruedas, servir de apoyo a sus dueños para que éstos se sienten o equilibren, recoger y cargar objetos, oprimir botones, ir por ayuda en caso de emergencia e incluso ayudarles a vestirse y desvestirse.

    • Los perros auxiliares del oído pueden ayudar a los individuos que son sordos o tienen dificultades para oír, alertándoles cuando suena el teléfono o una alarma o cuando alguien les llama.

    • Los perros psiquiátricos pueden desempeñar tareas que incluyen el interrumpir a su dueño cuando incurre en conductas repetitivas o padece un ataque de pánico, ir por medicamentos en caso de emergencia o guiar a un dueño desorientado.

    • Los animales de servicio incluso pueden alertar a sus dueños cuando estén a punto de padecer una convulsión o se les baje la glucosa, dándole al individuo suficiente tiempo para tomar medidas preventivas o de seguridad antes de experimentar los síntomas.

    La presencia de un animal de servicio también puede brindar apoyo emocional a un individuo con alguna discapacidad.

    2. ¿Se permite a los animales de servicio ingresar al lugar de trabajo?

    Se permite el acceso a los animales de servicio al lugar de trabajo cuando cumplan el papel de acomodo razonable de un empleado con alguna discapacidad, ya sea al desempeñar una tarea o brindar apoyo emocional. Un “acomodo razonable” es un acomodo que permita al individuo desempeñar las funciones esenciales de su trabajo y/o le permita obtener los mismos beneficios y privilegios de su trabajo que los demás empleados.

    Aunque los animales que únicamente brindan un apoyo emocional (por ejemplo, no reciben un entrenamiento para desempeñar alguna tarea) normalmente no se les admite en los espacios públicos, esta limitación no se aplica necesariamente a su lugar de trabajo. Los aspectos pertinentes que determinan si un animal de servicio tiene acceso al lugar de trabajo son:

    • Si el empleado con una discapacidad necesita al animal como acomodo para su discapacidad;
    • Si el animal serviría como acomodo eficaz y
    • Si el animal está entrenado para no causar interrupciones en el entorno laboral.

    3. ¿Qué medidas debo tomar si quiero traer un animal de servicio al trabajo?

    Aunque se puede admitir a un animal de servicio como acomodo razonable en el lugar de trabajo, un patrón o empleador no tiene automáticamente la obligación de permitir el acceso al animal sin aviso o conversación previa. El patrón y el empleado deben primero participar en un “proceso interactivo” durante el cual ambas partes hablan de la necesidad del acomodo y si el animal de servicio cumple con esa necesidad sin causar “dificultades indebidas” al patrón.

    Un empleado debe comenzar un diálogo con su patrón mediante el cual él o ella solicita el acomodo razonable de contar con su animal de servicio en el lugar de trabajo. Al hacer esta solicitud, el empleado debe estar preparado para explicar a su patrón lo siguiente:

    • Que él o ella tiene una discapacidad (aunque no tiene la obligación de revelar su diagnóstico);
    • Que el animal de servicio es un acomodo eficaz para su discapacidad y
    • El tipo de ayuda que el animal de servicio proporcionaría en el lugar de trabajo (como una tarea física o brindar apoyo emocional).

    El patrón podría solicitar documentación médica que sustente la solicitud del acomodo. Una carta de un médico que contenga los tres elementos de información anteriores debe ser suficiente. Reiteramos que el médico no necesita revelar el diagnóstico del empleado.

    4. ¿Puede un empleador exigirme proporcionar documentación que demuestre que mi animal de servicio está “certificado” o entrenado profesionalmente?

    No. Ninguna ley ni estatal ni federal exige que un animal de servicio esté entrenado profesionalmente y no existe ninguna certificación válida que certifique que un animal sea un animal de servicio conforme a las leyes estatales ni federales. Además, aunque es necesario que un animal de servicio esté lo suficientemente entrenado como para no causar interrupciones en el lugar de trabajo, un patrón no puede exigir un comprobante de entrenamiento profesional.

    Es posible que su patrón, sin embargo, exija una constancia médica que acredite que usted tiene una discapacidad y necesita de un animal de servicio como acomodo razonable para su discapacidad.

    5. ¿Puede un patrón rechazar mi solicitud de traer un animal de servicio al trabajo?

    Hay muy pocas situaciones en las que a un patrón se le permita rechazar la solicitud de un empleado de contar con un animal de servicio en el lugar de trabajo:

    • El empleado no puede comprobar su necesidad de un animal de servicio. Si un empleado o el proveedor de servicios médicos del empleado no puede determinar que la presencia de un animal de servicio serviría como acomodo razonable para la discapacidad del empleado, un patrón puede rechazar la solicitud.
    • Hay un acomodo alternativo igualmente eficaz. Incluso si el empleado puede demostrar la necesidad de un acomodo, el patrón puede denegar la solicitud del empleado de un animal de servicio si existe un acomodo alternativo igualmente eficaz. (Sin embargo, los patrones posiblemente tengan un éxito limitado con este argumento, debido a que en muchos casos los animales de servicio son particularmente adecuados para acomodar a una persona con alguna discapacidad al desempeñar tareas específicas y brindar un apoyo que de lo contrario no tendrían.)
    • El animal presentaría una dificultad indebida (una dificultad o gasto considerable, tomando en cuenta los recursos del patrón) al patrón. La defensa de la “dificultad indebida” puede ser difícil de comprobar para un patrón debido a que la dificultad debe ser considerable.

    6. Mi patrón me denegó la solicitud de tener mi animal de servicio en el trabajo debido a que un compañero de trabajo es alérgico. ¿Es ése un motivo válido para denegarla?

    No necesariamente. El patrón tiene la responsabilidad de hacer un intento de buena fe de acomodar tanto a usted como al empleado con la alergia. El patrón podría tomar medidas como instalar un purificador de aire o asignar a usted y su animal de servicio, o bien a su compañero de trabajo, a un espacio de trabajo privado y encerrado.

    7. Mi patrón dijo que algunas personas en la oficina podrían tenerle miedo a los perros. ¿Es ésa una razón válida para denegar la solicitud?

    No. El motivo de denegar la solicitud no puede basarse en un temor injustificado de personas desconocidas

    8. Trabajo en un restaurante y mi patrón dice que no puedo tener un animal de servicio en el trabajo debido a que quebrantaría los códigos de salud. ¿Es verdad esto?

    Depende. Por lo general, a los empleados de restaurantes se les prohíbe manipular animales y están prohibidos los animales de las áreas que se utilizan para preparar alimentos. Sin embargo, a dichos empleados se les permite manipular a los animales de servicio, si se lavan las manos debidamente después de tocar el animal. A los animales de servicio se les puede permitir el acceso a las áreas que no se utilizan para preparar alimentos.

    9. ¿Qué hago si mi patrón se rehúsa a permitirme traer mi animal de servicio al trabajo?

    Si usted cree que su patrón le denegó injustamente la posibilidad de traer su animal de servicio al trabajo como acomodo razonable, hay varios pasos que podría tomar.

    Si su patrón tiene al menos 15 empleados, usted puede interponer una denuncia por discriminación conforme a la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (Americans with Disabilities Act) ante la Comisión de Igualdades de Oportunidades de Empleo (Employment Opportunity Commission, o EEOC, por sus siglas en inglés) en un plazo de 300 días a partir del rechazo de su patrón.

    Si su patrón tiene al menos cinco empleados, usted puede presentar una denuncia por discriminación y el incumplimiento del acomodo conforme a la Ley de Empleo y Vivienda Justos de California (California’s Fair Employment and Housing Act). Usted necesitará presentar la denuncia ante el Departamento de Empleo y Vivienda Justos (Department of Fair Employment and Housing, o DFEH, por sus siglas en ingles) dentro de un año a partir del rechazo de su patrón. Si desea más información acerca de cómo presentar una denuncia ante el DFEH, puede ir a: www.dfeh.ca.gov.

RENUNCIA

El propósito de esta hoja es proveerle información general pero exacta con respecto a los derechos legales relacionados con el empleo en California. Pero como las leyes y los procedimientos legales son sujetos a cambios frecuentes y diferentes interpretaciones, el Legal Aid at Work no puede asegurarle que la información en esta hoja está actualizada ni hacerse responsable por cualquier uso que se le pueda dar. No se atenga a esta información sin consultar un abogado o la agencia apropiada sobre sus derechos legales en su situación particular.