Auditoría I-9

    ¿Qué es el Formulario I-9?

    El Formulario I-9 es un formulario del gobierno federal que el empleador debe pedirle a los nuevos empleados llenar dentro de 3 días de haber sido contratados. Este formulario demuestra que el empleado puede trabajar legalmente en los Estados Unidos.

    El formulario I-9 contiene una lista de documentos que los empleados pueden presentar para verificar su autorización de trabajo e identidad. Los empleados tienen derecho de elegir de la lista los documentos que desean presentar. El empleador no puede pedirle al empleado presentar un documento específico. Por ejemplo, a pesar de que el empleado opte por presentar su tarjeta de Seguro Social, el empleador no se lo puede exigir. Los empleadores deben aceptar documentos que parecen auténticos.

    ¿Qué es una auditoría I-9 de inmigración?

    Una auditoría I-9 de inmigración es cuando los agentes federales de inmigración revisan o «auditan» los formularios I-9 del empleador para asegurar que estén correctos y que todos los empleados tienen autorización de trabajo. La auditoría la puede llevar a cabo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) o la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI por sus siglas en inglés), una división dentro de ICE.

    Los agentes de inmigración no necesitan una orden judicial para realizar la auditoría I-9. En lugar de ello, los agentes de inmigración le envían al empleador un documento llamado Aviso de Inspección al menos tres días antes de la auditoría. Los agentes de inmigración pueden pedirle al empleador enviar sus registros o pueden ir al lugar de trabajo para revisarlos.

    ¿Cuáles son los riesgos para mí de una auditoría I-9 de inmigración?

    Si después de finalizar la auditoría, los agentes de inmigración le informan al empleador que existen problemas con el formulario I-9 de un empleado y este mismo no puede presentar documentación adicional para verificar su autorización de trabajo, el empleador puede correr el riesgo de multas y / o sanciones por seguir contratando al empleado. Esto significa que el empleador puede despedir al empleado.

    Si los agentes de inmigración visitan el lugar de trabajo al inicio o durante la auditoría, podrían tratar de hablar y posiblemente arrestar a los trabajadores que encuentren en esa visita.

    Después de la auditoría, los agentes de inmigración habrán identificado a los empleados que creen carecer de autorización de trabajo y tendrán esa información incluida en el I-9, como el domicilio de casa. Los agentes de inmigración pueden usar esta información y regresar al lugar de trabajo para arrestar a los trabajadores o ir al hogar más adelante, aunque esto no es común.

    Es importante recordar que usted tiene derecho de permanecer en silencio, no firmar ningún documento y poder hablar con un abogado antes de contestar cualquier pregunta de los agentes de inmigración.

    ¿Cuáles son mis derechos antes de una auditoría I-9 de inmigración?

    Según la ley estatal de California, los empleadores deben notificar por escrito a los empleados sobre la próxima auditoría dentro de las 72 horas de haber recibido el Aviso de Inspección. El aviso debe llegar en el idioma que normalmente utiliza el empleador para comunicarse con el empleado. El aviso por escrito también debe enviarse al representante sindical de cada empleado, si corresponde.

    Este aviso por escrito debe incluir: (1) el nombre de la agencia de inmigración que realiza la auditoría, (2) la fecha que el empleador recibió el Aviso de Inspección, (3) los documentos que serán inspeccionados, y (4) una copia del Aviso de Inspección. Si no se publica ningún aviso, el empleado puede pedirle al empleador que lo haga. Los empleados también pueden pedirle a su empleador que les dé una copia del Aviso de Inspección.

    La oficina del Comisionado Laboral de California ha creado una publicación en inglés, español, tagalo, chino, vietnamita y coreano sobre los derechos de los empleados en relación a las auditorías de inmigración.

    ¿Cuáles son mis derechos durante una auditoría I-9 de inmigración?

    Los agentes de inmigración no siempre cumplen con la ley y pueden tratar de hablar y arrestar a los trabajadores, incluso cuando la ley estipula que no pueden hacerlo. Sin embargo, los empleados deben recordar que tienen derecho de (1) permanecer en silencio, (2) negarse a firmar documentos y (3) hablar con un abogado antes de responder cualquier pregunta. Además, los agentes de inmigración NO pueden entrar a áreas privadas o solamente para empleados sin una orden judicial o sin el permiso del empleador. Si el verdadero propósito de visitar el lugar de trabajo es para interrogar, arrestar o detener a los trabajadores en lugar de auditar los registros del empleador, cualquier arresto que hagan puede ser ilegal.

    ¿Cuáles son mis derechos después de una auditoría I-9 de inmigración?

    Después de terminar la auditoria, los agentes de inmigración le informarán al empleador por escrito si creen que alguno de los empleados carece de autorización de trabajo o si no pudieron confirmar la autorización de trabajo de ciertos empleados. También notificarán a los empleadores sobre cualquier error técnico en sus formularios I-9, tales como no actualizar el nuevo apellido de un empleado después del matrimonio.

    Los empleadores y los agentes de inmigración deben darles la oportunidad a los empleados de corregir los errores en sus documentos I-9. En California, una vez que el empleador ha recibido los resultados de la auditoría, debe dar aviso por escrito e incluir los representantes sindicales, los nombres de los empleados que han sido identificados por los agentes de inmigración con no tener o posiblemente carecer autorización de trabajo. El empleador debe hacerlo dentro de las 72 horas de haber recibido los resultados de la auditoría.

    El aviso por escrito debe indicar: (1) los problemas identificados por inmigración en los registros del empleador, (2) cuánto tiempo se le dará al empleado para solucionar los problemas, (3) la hora y la fecha de cualquier reunión con el empleador y agentes de inmigración para hacer correcciones y (4) el derecho del empleado de tener un abogado u otro tercero presente durante cualquier reunión programada con el empleador (por ejemplo, otro trabajador o representante sindical).

    Si su empleador le proporciona este tipo de aviso, es importante recordar lo siguiente:

    • El empleador no puede especificar los documentos que debe presentar el empleado para corregir el Formulario I-9. En su lugar, el empleado decide los documentos que quiere presentar.
    • Los empleados tienen el derecho de no hablar sobre su estado migratorio con sus empleadores.
    • El empleado puede optar por presentar documentación adicional para demostrar su autorización para trabajar en los Estados Unidos. Sin embargo, nunca se debe presentar documentación falsa.
    • Si después de tener la oportunidad de presentar información adicional, el empleado no puede corregir los problemas identificados por los agentes de inmigración, el empleador puede correr el riesgo de multas y / o sanciones al continuar dándole trabajo al empleado.

    Inmigración solicitó una reunión conmigo y con mi empleador para hablar sobre los problemas con mi formulario I-9. ¿Cuáles son mis derechos?

    Los empleados indocumentados o aquellos no son ciudadanos estadounidenses y tienen antecedentes penales deben tomar en cuenta los riesgos de hablar con agentes de inmigración, como el riesgo de ser arrestados. Estos empleados deben consultar con un abogado de inmigración antes de hablar con agentes de inmigración. Además, deben considerar los riesgos de asistir a la reunión en base a otras circunstancias personales relevantes.

    En cualquier reunión con el empleador y / o agentes de inmigración, todos los empleados, independientemente de su estado migratorio, tienen el derecho de permanecer en silencio, no firmar ningún documento y no contestar preguntas sin consultar con un abogado. Todos los empleados de California también tienen derecho de tener un abogado u otro tercero presente durante cualquier reunión programada con el empleador (como un compañero de trabajo o representante sindical).

    Los empleados tienen derecho de no hablar sobre su estado migratorio con sus empleadores. Si el empleador sabe o debería saber que sus empleados no están autorizados para trabajar, puede correr el riesgo de sanciones civiles o penales si continúa dándoles trabajo.

    ¿Cómo se ven afectados mis derechos laborales y de empleo por una auditoría de inmigración?

    Con algunas excepciones, todos los trabajadores tienen las mismas protecciones laborales y de empleo, independientemente de su estado migratorio. El empleador no puede usar una auditoría I-9 como excusa para discriminar, tomar represalias o intimidar a los empleados. Los empleadores tampoco pueden despedir a un empleado identificado en la auditoría I-9 a menos que el empleado haya tenido un tiempo razonable para corregir el problema y a pesar de esto no puede demostrar autorización legal para trabajar. Aunque el despido sea legal, los empleadores deben pagarle al empleado por todas las horas trabajadas.

    ¿Cómo puedo estar seguro(a) de que se está llevando a cabo una auditoría I-9 de inmigración?

    Una auditoría I-9 de inmigración es solamente uno de los motivos por los cuales un empleador puede pedir a los actuales empleados documentos de autorización de trabajo. Si un empleador le pide comprobar su autorización de trabajo, usted puede preguntarle por qué solicita dicha información. Aunque es ilegal, los empleadores a veces lo hacen como una manera de intimidar, tomar represalias o discriminar a los empleados. Consulte nuestra hoja informativa para obtener más información sobre otros motivos por los cuales un empleador puede pedir a los actuales empleados información sobre autorización de trabajo.

© 2019 Legal Aid at Work. All rights reserved
Legal Aid at Work, 180 Montgomery Street, Suite 600, San Francisco CA 94104 / 415-864-8848